Novedades

LO MÁS RECIENTE EN MIBOO
Registro horario

El ERP como medio para garantizar el registro horario obligatorio

El pasado 12 de mayo entró en vigor una nueva normativa que cogió por sorpresa a buena parte de las empresas. Desde esa fecha, y con el fin de evitar la explotación laboral y la realización de horas extraordinarias no compensadas, la ley marca que las empresas deben controlar un registro horario obligatorio de todas las personas que trabajen para ellas.

Este imperativo legal puede resolverse de diferentes maneras. La más rudimentaria, y que muchas empresas han asumido por su nulo coste y para no complicarse a nivel técnico, es que cada empleado anote en una hoja de control sus horas de entrada, salida y descansos, firmando al final de cada jornada y haciendo un recuento de las posibles horas extra realizadas.

Por suerte para empresas y trabajadores, y aunque el trámite del papel es relativamente sencillo y no distrae especialmente de la jornada de trabajo, puede hacerse mucho más fácil y práctico. Muchas empresas ofrecen soluciones tecnológicas como detectores de huella dactilar, que permiten al equipo cumplir con la obligación del registro, además de minimizar errores humanos y ganar en precisión a la hora de evaluar las horas extraordinarias.

Para facilitar esa gestión, los softwares para empresas pueden ofrecer soluciones a medida. Desde ERP en los que se integren desarrollos ad hoc con los que la información del registro horario se vuelque automáticamente cuando cada persona del equipo pase su huella dactilar, hasta algún registro digital que se complete manualmente y se almacene en el ecosistema ERP, permaneciendo almacenado y asegurado, algo que la ley exige hacer durante al menos cuatro años.

La tecnología, al igual que con otras muchas tareas del día a día de las empresas -especialmente en el ámbito administrativo y logístico- ofrece respuestas y soluciones ante los desafíos, en este caso legislativos, que aparecen por el camino. Llevar el registro horario obligatorio actualizado y controlado no es complejo, pero la tarea es todavía más sencilla y precisa si contamos con la tecnología adecuada de nuestro lado.